domingo, 15 de septiembre de 2019

Si crees que el premio Nobel por la penicilina fue para Fleming… estás equivocada/o


(El Periodista) Si preguntamos que a quién le dieron el Premio Nobel por la penicilina, la mayoría responderá que dicho premio fue para Fleming. Sin embargo están equivocados, al menos, parcialmente equivocados para ser más exactos.

En efecto, todos atribuyen el mérito del descubrimiento de la penicilina a Alexander Fleming, pero el mérito no fue solo suyo y, de hecho, cuando se concedió el Premio Nobel con este motivo no se concedió sólo a Fleming sino que fue un premio compartido también por otros dos científicos, Ernst Boris Chain y H.W. Florey. Para ser más precisos hay que aclarar que el nombre “penicilina” se lo puso Chain, y quien confirmó sus efectos antibióticos fue Florey.

Como curiosidad sobre aquellos primeros años de fabricación y utilización de la penicilina, podemos señalar que las botellas de leche vacías se utilizaban para cultivar este antibiótico, y es que aquellos eran unos años de escasez de todo por culpa de la guerra. La necesidad y la imaginación hizo que esas botellas de vidrio sirvieran para tan noble fin, introduciendo algodón en rama en las mismas y almacenándolas inclinadas para que la superficie de fermentación fuese mayor.

La Naturaleza es una oración


(El Periodista) En su obra “Pan” el escritor y premio nobel noruego Knut Hamsun, hace un encendido elogio de la Naturaleza. En uno de sus capítulos, en concreto, hace una oración que –aunque el propio protagonista la llama pagana- no puede estar más imbuida de una religiosidad profunda, una religiosidad verdadera ya que, como dijo alguien “Dios no entiende de religiones”.

Esta es la oración:
“¡Gracias desde el fondo de mi ser por las calladas noches, por las montañas violáceas en crepúsculo, por el ruido del mar que repercute en mí cual si fuera yo roca viva; gracias por esta vida que no merecí, por el aliento que dilata mi pecho y por la gracia suprema de vivir esta noche, en que la presencia de Dios se siente en el aliento de la tierra y en el susurro de los árboles, y en el silencio de los animales, y en la atmósfera, y en el rutilar remoto de los astros… Gracias por dejarme percibir que la mano divina ha tejido con amor igual la vasta maravilla del mundo y el prodigio humilde de mi existencia… Gratitud infinita crezca en mí por ver en el espejo de mis ojos el cabecear del bosque, la tela de araña, la rosa, la espina y el cielo; por escuchar la barca que entra en el puerto con acompasado remar, por ver la aurora boreal que ilumina el cielo hacia el Norte. Gracias, Señor, por haberme dado esta alma inmortal en tu infinita grandeza; gracias, en fin, por ser yo el que estoy sentado aquí, gozando el silencio sugeridor de este espectáculo nocturno, cuya belleza incomparable pone casi lágrimas en los ojos y risa en los labios!”.

Si en algún sitio puede sentirse la presencia de Dios ese lugar no es otro que la naturaleza, cuando sabemos fundirnos con ella en un abrazo.

sábado, 14 de septiembre de 2019

Descubren un agujero negro que come tres veces al día


(El Periodista) Un agujero negro es una región del espacio en cuyo interior existe una concentración de masa tan elevada y densa que genera un campo gravitatorio que atrae hacia él todo lo que se le aproxima y lo engulle por completo. Esto ya se sabía pero lo que no se conocía era que algunos de estos agujeros negros pueden tener un horario regular de “comidas”.

Así lo ha comprobado un equipo de científicos del Centro de Astrobiología de la ESA en España. Tal como se expone en el artículo que han publicado en la revista “Nature” hay un agujero negro supermasivo en el centro de la galaxia GSN 069, situada a 250 millones de años luz de la Tierra, que contiene aproximadamente 400.000 veces la masa del Sol, y este agujero negro consume una masa equivalente a cuatro veces nuestra Luna tres veces al día.

Como señala Giovanni Miniutti, autor del citado artículo, “este agujero negro sigue un plan alimenticio como nunca antes habíamos visto", y añade que “este comportamiento es tan inédito que tuvimos que acuñar una nueva expresión para describirlo: Erupciones cuasi periódicas de rayos X".

Esas ráfagas de rayos X, consecuencia de la absorción de materia atraída por el agujero, se repite en este caso cada nueve horas, y como explica otro de los investigadores, Richard Saxton, "esto nos da una oportunidad única para presenciar el flujo de materia en un agujero negro supermasivo que se acelera y se ralentiza repetidamente".

Durante cada una de estas “comidas” la emisión de rayos X se vuelve aproximadamente 20 veces más brillante que durante los momentos de pausa y la temperatura del gas que cae hacia el agujero negro también sube, de aproximadamente medio millón de grados centígrados a unos 1,3 millones de grados centígrados.

En cuanto a cuál es el alimento que está consumiendo de una forma tan metódico este agujero negro, los científicos creen que se trata de una estrella que la fuerza de atracción del propio agujero negro ha roto parcial o completamente y la está consumiendo poco a poco.

Podríamos decir que han encontrado un agujero negro que se toma muy en serio la alimentación y respeta un estricto horario de comidas y periodos de descanso para evitar indigestiones.

viernes, 13 de septiembre de 2019

Hay enfermedades que aunque no se vean, sí que existen


(El Periodista) El que una enfermedad no presente síntomas visibles no significa que no exista y este es el caso, por ejemplo, del Mieloma Múltiple, el segundo tipo de cáncer hematológico más común en el mundo, responsable además del dos por ciento de la mortalidad asociada al cáncer.

Precisamente para dar visibilidad a esta enfermedad, el laboratorio Janssen, en colaboración con la Comunidad Española de Pacientes con Mieloma Múltiple, ha organizado una peculiar exposición de pintura del artista Ángel Espinosa. Pero ¿qué tiene de particular esta exposición? Según se entra en la sal del Círculo de Bellas Artes de Madrid, lo único que puede verse son 12 lienzos en blanco; sin embargo, cuando se proyecta sobre los mismos una luz ultravioleta, aparecen 12 escenas que muestran a los pacientes con esta enfermedad en situaciones y complicaciones propias en su vida cotidiana.

Es una importante llamada de atención para que todos tomemos conciencia de esta (al igual que de otras muchas) enfermedad invisibles y demos nuestro apoyo (familiar, social y sanitario) y a esos pacientes que se sienten desatendidos.

Entre las señales de alerta que presentan los pacientes con Mieloma Múltiple, se encuentran los dolores óseos, cansancio a causa de la anemia, aumento del calcio en la sangre, insuficiencia renal e infecciones de repetición; pero, en ocasiones, también aparecen tumores formados por las células del mieloma, conocidas como plasmocitomas. Estas manifestaciones son las que llevan a la realización de pruebas que confirman o descartan el diagnóstico.

La enfermedad afecta sobre todo a las personas mayores de 60 años y, de hecho, sólo un dos por ciento de los pacientes tiene menos de 50 años y, aunque es difícil su diagnóstico temprano, sí que existen tratamientos. Tal como confirma el Dr. Joan Bladé, “desde 1970 la supervivencia se duplica cada 15 años y esto quiere decir que cuanto más joven es el paciente, mejor es su supervivencia”.